Cv-actualizado


Científico. Historiador social y cultural. Docente en distintos niveles educativos. Profesor en el sistema público y en el privado. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México (CONACYT). Académico invitado en programas de Javier Solórzano (canal 11) y Enrique Lazcano (canal 14). Investigador social, docente universitario y conferencista. Especialista en música mexicana. Producción y locución radiofónica. Versado en música latinoamericana. Asesoría histórica de documentales (La Ley del Corrido para Discovery / El Mariachi para History, como ejemplos emblemáticos). Habilidades como analista político. Catalogación de archivos históricos. Autor-escritor de libros de investigación social publicados por editoriales de prestigio y de artículos indexados divulgados por revistas académicas. Editorialista en el Periódico am de Guanajuato. Productor de Diálogos con las músicas populares mexicanas, transmitido por Radio Universidad de Guanajuato (2015-2017). Conferencista en ferias de libro mexicanas. Dictaminador académico en universidades públicas nacionales y extranjeras. Realizó estancias de investigación en Estados Unidos, Chile, Colombia, Brasil y Bolivia. Becado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT), en el marco de sus estudios de maestría y doctorado en historia, en la UAS y en el CIESAS Peninsular, entre el 2008 y el 2014.

domingo, 4 de septiembre de 2022

Sueño reparador de Deepak Chopra. Parte 2

 

Sueño reparador de Deepak Chopra. Parte 2

Luis Omar Montoya Arias

1.- Podemos dejar de ver al cuerpo humano como un cuerpo y una mente, o como una mente dentro de un cuerpo, y empezar a verlo como cuerpo/mente. Tenemos que aceptar el hecho de que la mente no se localiza sólo en el cerebro. La conciencia es la expresión de la mente, y el comportamiento que expresa la conciencia está presente en todo el organismo, en cada célula.

2.- El mundo es mi cuerpo cósmico. Formamos parte del continuo de la naturaleza que es inteligente y autorreferente. “La mente humana es cósmica”.

3.- Los hechos físicos son la expresión de fenómenos no físicos. Son partículas de energía e información que provienen de un campo de energía e información. Así como tenemos un cuerpo sutil tenemos sensaciones sutiles.

4.- Los ciclos naturales de nuestra fisiología individual y los de la fisiología cósmica son parte de una continuidad; se corresponden uno con otro. La inteligencia de la naturaleza es la misma que opera dentro de nosotros. La naturaleza es inteligente.

5.- Mientras la tierra gira alrededor del sol, nuestros cuerpos cambian con esos ciclos. La bioquímica de nuestro cuerpo cambia a medida que la tierra se transforma de la mano de los ciclos terrestres. El mes lunar nos influye a través de los ritmos de las mareas, por ejemplo.

6.- Nuestras vidas perdieron contacto con los ritmos de la naturaleza. El sueño es uno de esos ciclos. Vivir en armonía con los ritmos naturales permite el paso de información biológica e inteligencia y, en cambio, el oponerse a esos ritmos fomenta el desorden en el nivel molecular y la incomodidad en el nivel de lo cotidiano. El sueño es un estado natural de la conciencia que debe llegar con su ciclo.

7.- Es en el periodo de descanso en el que se produce el rejuvenecimiento y la curación. Necesitamos aprender a vivir en armonía con los ciclos de la naturaleza. Pongámonos en contacto con las fuerzas naturales que habitan dentro del ser. Las enfermedades se deben a que, hemos perdido diálogo con la inteligencia natural.

Sueño reparador de Deepak Chopra. Parte 1

 

Sueño reparador de Deepak Chopra. Parte 1

Luis Omar Montoya Arias

1.- Ayurveda es la medicina tradicional de la India. El cuerpo es la proyección de nuestra conciencia.

2.- El sueño es un estado definido de la mente y del cuerpo, en el que está en descanso profundo y la mente no tiene conciencia del mundo exterior.
3.- La conciencia es otro de esos fenómenos biológicos fáciles de reconocer, pero imposibles de definir. La imagino como un campo de conocimiento, de inteligencia. La inteligencia sola no es otra cosa que campos de información autorreferida.

4.- El cuerpo es una fuente de información viviente, con permanente episodios de retroalimentación. El cuerpo humano no existe aislado sino como parte de un campo de información viviente más grande que llamamos tierra. Y la tierra, a su vez, forma parte de un sistema de información más grande que comprende el universo. La naturaleza es un todo. No es posible separar el cuerpo humano del cuerpo cósmico, aunque nuestra percepción nos condiciona para hacerlo.

5.- El cuerpo se rehace a cada segundo. Se renueva con frecuencia: al termino de un año, el 98% de las células que lo constituye son nuevas. Cambia su nivel celular. Los campos de energía se transforman en las moléculas del cuerpo. Tanto la materia como la energía son una realidad más profunda de la enumerada. Tras la apariencia de nuestro físico hay una dinámica cuántica. Veamos al cuerpo como una realidad cuántica, como un diseño de inteligencia, como campos de información que aprehendemos bajo el concepto de inteligencia. Un campo no es modelo de hechos espacio-temporales sino un continuo de posibles estados de información.

6.- Un campo es un continuo de energía y de los estados de información que pueden expresarse como sucesos en el espacio y en el tiempo. Lo llamamos materia.

7.- Los fenómenos mentales son, al mismo tiempo, realidades físicas pues cada uno de nuestros pensamientos activa una molécula mensajera del cerebro donde, en ese mismo instante, se convierte en información biológica. Lo mental y lo físico son lo mismo. El pensamiento es la molécula y la molécula, el pensamiento.  

Otto Kernberg

 

Otto Kernberg

Nació en Viena, el 10 de septiembre de 1928. Psicoanalista austriaco radicado en Estados Unidos. Se especializó en el estudio de la personalidad, la esquizofrenia y el narcicismo. Cursó medicina en la Universidad de Chile; luego se enfocó en la psiquiatría. En 1959 se estableció en EE. UU. Gracias a una beca que le otorgó la Fundación Rockefeller, estudió en la Universidad John Hopkins (Baltimore). Ahí perfeccionó las técnicas de psicoterapia psicoanalítica. Fue contemporáneo de Erik Erikson, Robert Wallerstein y David Rappaport. Estuvo en Chile por un periodo breve y en 1960 regresó a los Estados Unidos en forma definitiva, gracias al ofrecimiento laboral de Wallerstein.

Junto a su familia de origen judío, se exilió en Chile, en el marco de la Segunda Guerra mundial.

En 1954 concluyó su carrera de medicina en la Universidad de Chile y ese mismo año inició sus estudios en psicoanálisis. Fue influenciado por los estudios del psicoanálisis argentino.

Su trabajo dialoga con lo realizado por Erikson, Jakobson y Mahier. Kernberg se dedicó al estudio y tratamiento de las perturbaciones de la personalidad, con énfasis en cuadros fronterizos. Concluyó que “muchas personas que sufren de trastornos narcisistas tienen padres que fueron indiferentes, fríos, hostiles y vengativos en formas sutiles”. Fue especialista en el tratamiento de trastornos de personalidad limítrofe (manifestación de episodios psicóticos). Se radicó en la ciudad de Nueva York. En 1995 fue elegido como presidente de la Asociación Internacional de Psicología [IPA].

El método de Kernberg en pacientes limítrofes consistía de, al menos, tres sesiones semanales frente a frente. En su metodología, el rol de terapeuta ocupa un papel más activo que en el psicoanálisis tradicional freudiano. “Se pone énfasis en la revisión de la conducta actual y no en los acontecimientos pasados”. Su método de tratamiento fue definido como “psicoterapia expresiva”.

En 1973, Kernberg se mudó a la ciudad de NY. En esta urbe asumió como director de la Unidad de Pacientes Graves del Instituto Psiquiátrico y analista didáctico del Instituto Psicoanalítico de la Universidad de Columbia. En 1976 se convirtió en director del Instituto de Trastornos de la Personalidad del NY Presbyterian Hospital y profesor de psiquiatría en la Universidad Cornell de NY.

En octubre del 2010, Otto Kernberg dictó una conferencia en la ciudad de Barcelona. Al término de la misma, Kernberg dio una entrevista a Jaime Nos. De la misma se obtuvieron las siguientes notas:

*. - “El concepto de organización bordeline de la personalidad (OBP) tiene como objetivo diferenciar la sintomatología, la experiencia sensitiva y las características estructurales comunes de un amplio espectro clínico de pacientes graves: difusión de su identidad, predominio de defensas primitivas, su conservación del criterio de realidad; dificultades en la regulación de sus afectos y en la expresión de su sexualidad y su agresividad; valores e ideales contradictorios e inconsistentes; y dificultades en sus relaciones con los demás”.

“La premisa fundamental del modelo nosológico psicoanalítico de los trastornos de la personalidad en el que basó el concepto de organización de la personalidad es la siguiente: la sintomatología y los problemas subjetivos de estos pacientes son manifestaciones de un fallo en la integración de los afectos y las representaciones de sí mismo y los demás de signo opuesto (idealizadas y agresivas) que son producto de la internalización de las relaciones con los objetos más significativos a lo largo del desarrollo, un proceso por medio del cual se forman las estructuras de la personalidad. El fallo en la integración de estas estructuras se debe al predominio de la agresividad en estos pacientes que, para proteger su experiencia del self y del objeto ideal tienen que mantener un sistema defensivo rígido, centrado en la escisión y otras defensas primitivas”.

“Vemos pues que este sistema diagnóstico no se basa, únicamente, en criterios categóricos descriptivos [lo que ocurre en la nosología psiquiátrica del DSM-IV, que está basada en la presencia de ciertos síntomas], ni solo en criterios dimensionales [como en las clasificaciones psicoanalíticas tradicionales, basadas en modelos teóricos sobre diversos aspectos de la personalidad, como los conflictos dinámicos inconscientes predominantes en cada trastorno, o su origen en ciertas fases del desarrollo], sino que combina ambos criterios”.

“El método de entrevista que recomiendo para una evaluación diagnóstica es la entrevista estructural. Esta centra su foco de atención en tres aspectos: los síntomas del paciente, los problemas de su funcionamiento en diversas áreas de su vida [social, laboral, amorosa] y la organización de su personalidad, en particular la presencia del síndrome de difusión de identidad. El término entrevista estructural se debe a que su objetivo es la evaluación de la organización estructural interna del paciente. Este tipo de entrevista permite hacer un diagnóstico diferencial del nivel de severidad de la personalidad [normal, neurótica de la personalidad, bordeline y psicosis] y proporciona una información valiosa sobre el pronóstico y las indicaciones del tratamiento”.

“Superficialmente la entrevista estructural se asemeja a una entrevista psiquiátrica, pero es muy diferente a ella ya que, no sigue un orden predeterminado ni se concentra solo en los síntomas del paciente, sino en diversas fuentes de información que, aparte de la sintomatología del paciente, también incluyen su experiencia subjetiva, su conducta, su forma de relacionarse con el entrevistador y la organización estructural de su personalidad. A la vez, la entrevista estructural tampoco es como la entrevista psicoanalítica clásica, ya que, en la entrevista estructural el terapeuta focaliza su atención en los tres aspectos descritos [sintomatología presente y pasada; dificultades en diversas áreas del funcionamiento del paciente; además de la organización estructural de la personalidad] y utiliza esa información para diagnosticar el nivel de severidad estructural-evolutivo de la patología de la personalidad del paciente [neurótica, bordeline o psicosis]”.

“La entrevista diagnóstica estructural se hace en 1 o 2 sesiones [máximo 3] e incluye tres partes o tareas: primero el terapeuta explora los síntomas actuales del paciente, las razones por las que busca ayuda y sus motivaciones y expectativas acerca del tratamiento; luego, evalúa el grado de integración o difusión de su identidad; para ello pide al paciente que describa lo más clara y detalladamente posible su personalidad, quién es como persona, y su concepto de las personas más significativas de su vida. Finalmente, explora la biografía del paciente para conectar sus problemas actuales con su pasado”.

En el artículo de Ignacio Barreira, Nosografías y psicopatología en Otto Kernberg, se plantea que, entre 1979 y 2005, el médico y psiquiatra nacido en Austria, desarrolló una percepción psicopatológica peculiar que respondió a problemas de la psiquiatría y del psicoanálisis. De acuerdo con Barreira, el interés de Kernberg se movió en torno al diagnóstico y tratamiento de distintos cuadros clínicos entre los que destacaron los trastornos de la personalidad, especializándose en los trastornos límite de la personalidad. Si bien la base teórica sobre la que él mismo fundamentó dicha categorización es psicoanalítica, al definir su práctica médica encontramos un fundamento psiquiátrico [la importancia otorgada al diagnóstico de estructura de la personalidad en su entrevista estructural es la prueba más contundente de esto].

Otto Kernberg enarbola la búsqueda conciliadora entre la psiquiatría y el psicoanálisis.

Fuentes consultadas

Barreiro, Ignacio, Nosografías y psicopatología en Otto Kernberg. Clasificaciones en psiquiatría dinámica y psicoanálisis, Tesis Psicológica, Fundación Universitaria Los Libertadores, vol. 11, número 1, enero-junio, 2016, Bogotá, pp.256-271.

https://psicologiayempresa.com/biografia-y-teoria-de-otto-kernberg.html

 

https://www.temasdepsicoanalisis.org/2011/07/12/entrevista-con-el-dr-otto-kernberg-2/

 

 

 

La teoría fenomenológica de la intuición

 

La teoría fenomenológica de la intuición

Es el título de un libro escrito por Emmanuel Levinas, filósofo nacido en Lituania, en 1906. Se nacionalizó francés, igual que, en su momento, lo hizo Algirdas Greimas, también lituano.

Podemos resumir el texto de Levinas, en los siguientes puntos:

1.- Existir no significa siempre la misma cosa.

2.- La naturaleza se revela en una serie de apariciones o de fenómenos cambiantes y múltiples.

3.- Cada apariencia de la cosa posee, de cierta forma, toda la cosa.

4.- La conciencia existe como la naturaleza, como una realidad en un espacio y un tiempo ideal, cuya vida concreta no es sino una manifestación subjetiva.

5.- Los fenómenos subjetivos del objeto no son sino elementos constitutivos de la conciencia.

6.- Las sensaciones, las percepciones, las representaciones son el resultado de la acción causal de lo real sobre la conciencia. El conocimiento no podrá ser más que un proceso causal que se da entre el ser material y el ser psíquico, formando ambos, parte de la misma naturaleza.

7.- Si la filosofía no tiene más objeto que el conocimiento, deberá identificarse con la psicología comprendida como una ciencia de la naturaleza. La lógica no será más que un arte cuyo fundamento se encuentra en la psicología que estudia las leyes del pensamiento.

8.- La verdad se reduce a un sentimiento de evidencia.

9.- La dualidad en la que las cosas materiales se revelan y existen. Esta dualidad expresa el hecho de que, por una parte, un ser se anuncia, pero que, por otra, ser anuncia en una serie infinita de fenómenos subjetivos. El fundamento del escepticismo reside en este carácter relativo de la existencia de la cosa material.

10.- Existir no significa existir a la manera de la cosa.

11.- El papel que la representación juega en la conciencia tendrá una gran repercusión sobre el sentido mismo de la intuición.

Ejercitación del cristianismo

 

Ejercitación del cristianismo

Libro del filósofo danés, Soren Kierkegaard. El texto fue publicado en 1850. En los siguientes párrafos, enumeraré sus aspectos más importantes.

1.- Cristo es la paradoja que la historia jamás podrá condimentar o transmutar en un silogismo universal. La historia puede ser una ciencia espléndida, pero no debe arrogarse el poder de revestir a Cristo de su majestad.

2.- Las consecuencias de su vida son más importantes que su vida.

3.- La historia es capaz de comunicar mucho saber; más el saber aniquila a Jesús.

4.- La historia no tiene que tomarse molestias para hacerle justicia.

5.- No tienes derecho a apropiarte de las palabras de Cristo y a engañarle.

6.- El signo es lo que es inmediatamente. Signo es una determinación de la reflexión. Ser un signo es ser.

Luis Omar Montoya Arias [17] septiembre del 2022.

 


Luis Omar Montoya Arias [16] septiembre del 2022.